En Let’s Talent trabajamos con nuestros clientes enseñándoles y ayudándoles a buscar trabajo. En un momento como el actual, donde la necesidad aprieta a muchas personas, cuando se detecta una oportunidad de trabajo donde realmente encaja se genera un proceso natural en el ánimo de los profesionales.

En primer lugar de sorpresa. Son tantos los requisitos que se demandan en las ofertas que son muy pocas las oportunidades en que uno dice honestamente: “encajo perfectamente en esta oferta”.

También es cierto que, a pesar de lo anterior, lo más habitual es que para cuando me inscriba en la oferta (seguramente haya pasado muy poco tiempo), ya hayan llegado antes decenas e incluso cientos de personas.

Es en este momento en el que nosotros, desde Let’s Talent, defendemos que hay que intentar llegar por otras vías al reclutador, ya que difícilmente nos va a encontrar entre cientos de candidatos. Hay que ponerse en su lugar y darse cuenta que hacer una buena criba de todo lo que le ha llegado es muy complicado.

No siempre es fácil encontrar ese otro camino pero a veces se consigue. Personalizamos el CV, adaptamos nuestro mensaje, llegamos a la persona que nos puede hacer llegar al reclutador, nos asegura que va a hacer llegar nuestro CV a la persona correcta, nos va dando feedback de lo que hace…

Todo resulta perfecto en apariencia y, sin embargo, nadie nos llama. Pasan los días y siguen sin llamarnos. Comienza a aparecer la ansiedad, la preocupación. ¿Qué habrá pasado? No queremos quemar a nuestro contacto pero tampoco podemos quedarnos sin saber nada.

En ese momento, nuestro interlocutor dentro de la empresa nos contesta. Y nos dice literalmente: “Envíe tu cv pero no te tengo muy buenas noticias. Estuve investigando y es que la persona que esta ahora se jubila pero el puesto ya esta dado internamente, han sacado la vacante sólo para cumplir con protocolo. Siento no poder ayudarte más…”

Desde Let’s Talent nos preguntamos: ¿Es realmente necesario hacer esto? Esa vacante estaba publicada en todos los lugares donde se encuentran las ofertas visibles. ¿No deberían las empresas tener una sensibilidad especial con la sociedad actual? ¿Cuántas personas se han visto afectadas emocionalmente por esta actitud?

Entendemos y respetamos que cada empresa tiene sus propias políticas pero pensamos que se pueden y se deben llevar a cabo de manera socialmente responsable. Seguramente sea un planteamiento que suene algo ingenuo pero vemos el día a día de muchas personas y consideramos que esto sería muy sencillo hacerlo de otra forma sin afectar tanto (y tan negativamente) en las personas.

Ah, y a nuestro cliente le dijimos (porque, claro, este es un caso real): “Esta no era tu empresa. Cerramos la puerta y a por otra”

No nos sirve desfallecer. Aunque sea por este motivo. A por otra. Mucho ánimo a tod@s!!!

http://letstalent.com/jobhunting/servicio-entrevistas/
Book Cover
Share withTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*